Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

viernes, 30 de enero de 2015

Tu mejor maestro es tu último error...


Translation: Your best teacher....is your last mistake. Although it doesn't read correctly in English; the direct translation is off.

Hace unos días, en una reunión con unos compañeros del colegio me atreví a proponer la escena de la película "Descubriendo a los Robinson" como elemento motivador para iniciar una reflexión sobre la autoevaluación docente. La escena que seleccioné refleja la reacción de los miembros la familia Robinson ante el fracaso de un  experimento que realiza Lewis, el protagonista la película. Los Robinson, uno tras otro, felicitan al adolescente por su error y le animan a seguir intentándolo. 



Consideran la experiencia fallida como una oportunidad dentro del proceso de aprendizaje ante lo cual sólo cabe alegrarse.
Muy diferente fue la reacción de mis compañeros ante la escena. De entrada silencio..., y cuando alguien se atrevió a hablar empezó comentando: "es que eso del fracaso...", a partir de lo cual otra persona se animó a añadir: "el vídeo es bonito pero es que la palabra fracaso no creo que sea lo más conveniente para animar a la mejora" Y quizás tenía razón pero...
Llevo ya algún tiempo dándole vueltas a la relación que existe entre el error y el aprendizaje. Bueno, mejor dicho, llevo algún tiempo tratando de aclarar lo que tienen que ver el error y la escuela. La sabiduría popular recoge que "de los errores de aprende", pero esa sentencia, tan simple como acertada es algo que hemos desterrado de nuestra principal casa de aprendizaje. Hablar del error con los profesionales de la educación supone casi un tabú. Imagino que son muchas las razones que han hecho que lleguemos a esta situación y ya en un post anterior escribí algo sobre ello por lo que no voy a volver sobre lo andado...
Volviendo a lo que está siendo una de mis preocupaciones centrales como docente, tengo claro que todavía puedo seguir buscando argumentos que sostengan la validez de lo que este curso hemos definido como lema de la asignatura de Técnicas de expresión gráfico plásticas:"El error es bello", y lograr que mensajes como el de la imagen que ilustra este post cobren todo su sentido. Los Robinson me han ayudado a encontrar algunos motivos para seguir defendiendo que el mejor maestro de cualquier alumno es su último error, pero los errores que día a día cometen mis alumnos en el aula y las soluciones que les dan son la mejor de las razones para seguir defendiendo que como docentes tenemos primero que aplaudir a quien se ha equivocado para luego acompañarle en la búsqueda de un camino diferente. Este es, en mi opinión, uno de los mejores legados que podemos dejar a quien recién se está incorporando a la larga espiral del aprendizaje.